CONSTITUCIONALISMO MARTIANO

Por el Dr. Juan Enrique Tapia Sánchez

Martí, como la generalidad de los políticos forjadores de una nacionalidad, tuvo su atención centrada en la Constitución(1) al saberla continencia del marco de desarrollo de la sociedad y del ámbito de los individuos dentro de ella. Esta atención martiana a tan importante cuerpo normativo es posible apreciarla a través de sus reconocidas Escenas norteamericanas donde ofrece sus valoraciones en cuanto a la Constitución de los Estados Unidos de América promulgada el 17 de septiembre de 1787.

La observación martiana a la Constitución estadounidense no partió de referencias o alegaciones que le llegaron, sino de su propio dominio de la misma. Lo anterior se revela cuando él analiza situaciones algidas de la sociedad norteamericana, siendo uno de esos ejemplos cuando plantea: “La Constitución manda al Presidente que someta al Senado los documentos que éste le pide sobre remoción y nombramiento de empleos: pero no que le de cuenta de sus razones, porque ya esto no sería tener el derecho que la Constitución le reserva, de remover y nombrar. El Senado sólo tiene derecho constitucional a confirmar o rechazar los nombramientos del Presidente y a examinarlos para actuar a sabiendas sobre ellos” (X,308)(2). Es decir, Martí analiza la sociedad norteamericana a través de los propios postulados constitucionales de ésta y todo indica que, debido al pleno conocimiento que de dicha Constitución adquirió, tuvo admiración por la misma; aunque le realizara la crítica que él consideró oportuno. Para expresar su reconocimiento al mencionado cuerpo legal escribió:

Yo esculpiría en porfido las estatuas de los hombres maravillosos que fraguaron la Constitución de los Estados Unidos de América: los esculpiria, firmando su obra enorme, en un grupo de porfido. Abriría un camino sagrado de baldosas de mármol sin pulir, hasta el templo de mármol blanco que los cobijase; y cada cierto número de años, establecería una semana de perenigración nacional, en otoño, que es la estación de la madurez y la hermosura, para que, envueltas las cabezas reverentes en las nubes de humo oloroso de las hojas secas, fueran a besar la mano de piedra de los patriarcas, los hombres, las mujeres y los niños (X,183).

1 2 3 4 5 6 >

(1)Tambien llamada Ley de Leyes, Ley Fundamental, Ley Suprema, etc.

(2) Las citas martianas se exponen para su adecuada localizacion colocando en numero romano el numero del tomo y en numero arabigo la pagina donde se encuentra recogida todo en Jose Marti, Obras Completas, La Habana, Editorial Ciencias Sociales, 1975.

Inicio de Sección

Bookmark and Share

Suscríbete a nuestro
Grupo de Discusión

¡Apoya a los escritores que mantienen viva nuestra cultura: ¡Compra un libro!

Preguntas Frecuentes
Libro de Visitas
Boletín de Noticias
Tienda en Línea