"El traje típico de Cuba"-Parte I, (cont.)

Nos cuenta sobre el vestuario de los más humildes, como el traje de una vendedora de carne, manteca y huevos, negra de Africa, que

consistía de falda de listadillo y camisolín, que cuando limpio debía ser blanco, y apenas le llegaba a los hombros, quedándose más corto por las espaldas, cuyas partes, junto con los brazos desnudos a la griega o romana y las mejillas redondas y rollizas, le brillaban cual, si a la usanza de su tierra, se las hubiese untado con grasa. Por supuesto no calzaba zapatos, sino que al caminar arrastraba un par de chancletas con la punta de los dedos,

pero no iba descalza.

Y es que nuestros negros esclavos siempre trataron, a pesar de su horrorosa vida, de acicalarse. Se les vio luciendo sus mejores galas desde que se les permitió salir a las calles para celebrar el Día de los Reyes Magos por el año 1691 cultivando sus rumbas, primero en sus reuniones en los barrios habaneros, más tarde en los Cabildos autorizados (desde 1839 existe publicada una orden circular donde se le concedía a los esclavos, que “podían bailar y cantar con sus trajes alusivos a su punto de origen, exclusivamente en los días de fiesta, —las Pascuas, los Reyes Magos y el día de San Juan— siempre vigilados y sin mezclarse con otros esclavos de otras fincas o Cabildos”); más adelante se convirtieron en sus Tangos y en los Coros de Clave, para posteriormente renacer como Comparsas, en las fiestas de Carnaval. Desde1860 se notó que el vestir de las mismas fue bien elegante. Como dice Octavio R. Costa en Imagen y Trayectoria del Cubano en la Historia Tomo I que “Esta sobresaliente inclinación al buen vestir no sólo se produce en los nobles y los burgueses, sino también dentro de los libertos.” Por lo que aseguramos que al igual que NO hay un traje típico cubano desprovisto de calzado, tampoco fue tradicional bailar una comparsa sin zapatos. Todo aquel que así nos quiera representar o es un ignorante de nuestra cultura o la quiere modificar sabe Dios con qué oscuros fines.

Sobre el traje tradicional cubano para los hombres ya sabemos que la guayabera blanca es la pieza clave. Desde que los mambises peleaban por nuestra independencia contra el gobierno colonialista español, ellos consideraban su enemigo a todo aquel que usaba guayabera, y muchos que fueron encontrados así vestidos los pasaron por las armas. Porque la guayabera original por la espalda, muestra el diseño de la bandera cubana; las diminutas alforzas que nacen en la pieza del pecho llamada canesú, y que también se le hacen en la espalda, simbolizan las franjas de nuestra bandera, y la pieza de los hombros hacia atrás que originariamente terminaba en pico con un botón, se tenía como si fuera el triángulo rojo con la estrella solitaria. Fue declarada traje nacional por el presidente de Cuba Carlos Mendieta que gobernó en el período de 1934-35.

Para el traje de la mujer no tengo los datos exactos de cuando comenzó a ser tradición en Cuba, ni en qué fecha se declara como tal en nuestro país. Sólo puedo dar una descripción como la que ofrecí a una señora guatemalteca que me escribió solicitándome la información que no encontraba en ninguna enciclopedia ni en el internet:

Muy pocas personas conocen este detalle, ni siquiera en las páginas oficiales del gobierno aparece. El traje típico del hombre es blanco con una guayabera de hilo de manga larga como fue la original, un pañuelo rojo al cuello (puede ser doble, uno dentro y otro por fuera), y sombrero de yarey o guano. Para la mujer es la llamada Bata de Cubana, conocida también como Bata Habanera, que ha usado Celia Cruz y Olga Guillot en muchas de sus actuaciones, y se vio frecuentemente en las representaciones de la Zarzuela Cecilia Valdés y también he visto en fotos a la extraordinaria cantante Maruja González en la Zarzuela María la O. Es muy parecida al traje de las españolas con su talle marcado en la cadera y vuelos debajo, pero sin estampados, no usa paraderas como el de la española, sino que los vuelos son más pegados y terminan muchas veces en una cola. Como otros trajes en Latinoamérica, usa un encaje con cinta pasada. Aunque es escotado no debemos confundir con el traje de rumbera que es más desnuda las piernas, ni con el de guajira, que es el de la mujer del campo y el talle lo lleva a la cintura. Muy importante: en los trajes típicos cubanos siempre se lleva calzado o sea, jamás se usan sin zapatos.

1 2 3 4 5

Inicio de Sección
Símbolos de Cubanía

Bookmark and Share

Para comentarios puedes dirigirte a:
María Argelia Vizcaíno

Artículos de María Argelia Vizcaíno que aparecen en nuestras páginas:
La Guantanamera
¿Eran tres o cuatro bayamesas?
El mausoleo de José Martí
El traje típico de Cuba
La guayabera

La perla de las antillas

Preguntas Frecuentes
Libro de Visitas
Boletín de Noticias
Tienda en Línea