Para llegar al Ismaelillo

Por Mirtha J. Fernández

“Hijo: espantado de todo me refugio en ti”.

Comenzamos a leer el Ismaelillo, pequeño y maravilloso poemario que José Martí dedicara a su hijo José Francisco, y perturba al lector la palabra terrible que pocos escritores contemporáneos se atreverían a poner en un libro asociado al mundo de los niños: espantado. El hombre que escribe estas páginas, está ya no solamente en pleno dominio de su palabra poética; está, y esto es lo más importante, en plena posesión de lo que serían las riendas de su destino trágico y a la vez hermoso: luchar hasta el final por la independencia de su patria.

Los estudios más actuales tienden a situar la creación del Ismaelillo, durante los meses de su vida transcurridos en Venezuela, entre enero y julio de 1881. Detrás quedaban: la experiencia del presidio político en Cuba, que fue definitivamente desgarradora; la etapa española, una huella indeleble en toda su obra posterior; los años mexicanos, que le traerían al amigo entrañable Manuel Mercado, a la futura esposa Carmen Zayas Bazán, sus primeras y nada despreciables incursiones en el mundo del periodismo, y el primer encuentro con el fenómeno del caudillismo en los países de la que él llamaría después la “América española”; los momentos de Guatemala, donde comenzó a desarrollarse su vocación de maestro y donde, nuevamente, la confrontación con un gobierno despótico dio al traste con sus intenciones de asentarse en un país latinoamericano; Cuba, la segunda deportación y el nacimiento del hijo; el primer encuentro con los Estados Unidos y con la familia que luego haría suya, los Mantilla.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 >

Preguntas Frecuentes
Libro de Visitas
Boletín de Noticias
Tienda en Línea

Inicio de sección

Bookmark and Share

Reseña de Mirtha J. Fernández

Para comentarios puedes dirigirte a:
pernas90@hotmail.com

Artículos de Mirtha J. Fernández que aparecen en nuestras páginas:
Ismaelillo: naturaleza, poesía y lenguaje
Para llegar al Ismaelillo

¡Apoya a los escritores que mantienen viva nuestra cultura: ¡Compra un libro!

Al comprar un libro, nos ayudasa mantener en línea a La Página de José Martí.